lunes, 23 de enero de 2017

Black Hole Allegory, recuperando el lenguaje de la alegoría para las estrellas supermasivas


 Black Hole Allegory - 200 x 130 cm. óleo sobre tela

Black Hole Allegory nace de mi voluntad de atacar un tema de modernidad científica con las armas conceptuales del lenguaje alegórico del pasado. Una vez más quiero destacar como los resultados de tal juego caprichoso pueden seguir siendo pertinentes, al encarar un concepto quizás no inédito para los clásicos, siendo asimilable tal vez al clima mental que subyace al Armageddon o a los varios Apocalipsis, pero si diferenciado en su obvio anacronismo. Me vienen a la mente las pinturas de fenómenos celestes como eclipses o más aún aquella Immacolata Concezione de la Cappella Paolina en Santa Maria Maggiore donde bajo los pies de María se figura la luna galileana, de reciente observación, en lugar de su versión simplificada. 
Este vínculo con la ciencia y su capacidad estimulante es quizás el puente entre esta aproximación al agujero negro y la pintura del pasado. No seguí a rajatabla los indicios de la astrología, entre otras cosas porque se actualizan constantemente (un papelito de S. Hawking que leí la semana pasada dice directamente que no existirían) sino más bien quise representar la idea, la sensación, en clave alegórica, de un hueco astral que se come todo. Así que hice lo que los alquimistas, lo puse sobre la cabeza de una señora, a ver cómo queda, el resto del paisaje responde más o menos sutilmente a esta atracción, lo mismo que el marco, sobre este quiero llamar especialmente la atención ya que en cierto sentido es de lo que me siento más orgulloso. Lo realicé combinando dos bastidores diferentes de manera, la verdad, exquisita, y después tensé una tela gruesa lo que fue bastante difícil, usando un truco que aprendí en mis tiempos de restaurador humedecí co cautela el reverso y al secar dio la tensión adecuada, el resultado recuerda un poco una puerta del Magreb. 
La paradoja temporal queda señalada además de por el lenguaje visual adoptado por la inclusión de 'attrezzo' de sabor antiguo como vasijas grietas de figuras negras o bajorrelieves que junto a jarras de motivo geométrico apuntan siempre al sentido del agujero que engulle, como si civilizaciones del pasado hubieran conocido y tratado la idea de estrellas supermasivas y del horizonte de sucesos a su manera, convirtiéndolos en dioses, como es apropiado. Los atributos que elegí para definir esta alegoría son los de una joven mujer cuya cabeza viene desfigurada del mismo modo en que lo hace algo detrás de un agujero negro merced a la comba de sus rayos de luz, que sostiene una copa en forma de embudo que se sugiere infinito, estirando su caña y sin definirle pie, a imagen de la consabida representación o analogía en dos dimensiones de la forma en que el espacio-tiempo viene doblado por la masa de un agujero negro y toda partícula que se acerque lo suficiente queda irremediablemente arrastrada, esta copa es infructuosamente llenada, como era de esperar, por la joven y por lo tanto se representa una plétora de vasijas a su alrededor, testamentos de sus inútiles esfuerzos.  
-tipica figura allegorica, esta vez de la Fortuna, por un anónimo del XVI en los Uffizi-
-boceto para la deformación de la cabeza-
Hay además cerca de la firma un último chiste sobre los hipotéticos agujeros de gusano.. a ver si lo descubren. Sobre el título, elegí el inglés porque da el toque de ambigüedad que buscaba, el español te fuerza a definir con el artículo, o sea "alegoría DEL agujero negro" o "alegoría de UN agujero negro", el sentido que yo quería era más el de "alegoría DE agujero negro", como "alrededor del concepto de.. sobre..", en francés también creo que hubiera funcionado como "allégorie du trou noir"

-detalles-

1 comentario:

  1. Grum tú haz venido de otras eras...viajando por el tiempo será.

    ResponderEliminar